Cocinando con margarinas

Sandwiche Capresse - Margarinas

Tradicionalmente en nuestro país, utilizamos la margarina para untar en rebanadas calientitas de pan tostado o en los deliciosos hot cakes del fin de semana. Seguramente también la utilizas en esas ocasiones especiales en las que decides hornear un pastel o galletas. Pero ¿sabías que la margarina es muy versátil y se puede utilizar para cocinar y freír también brindándote beneficios que otras grasas no te pueden dar? 

A continuación te damos algunas razones por las que si se trata de untar, cocinar, hornear o freír lo que más te conviene son las margarinas: 

Versatilidad: su sabor y textura te permiten dar un toque especial a tus platillos pero sin dominar o restar intensidad a otros ingredientes. Además, pueden ser utilizadas en diversos métodos de cocción. Su delicioso sabor hace la combinación perfecta con ingredientes de sabores suaves como arroz, verduras al vapor con un toquecito de margarina, filetitos de pescado a la plancha y sin dejar de lado los deliciosos postres o galletas horneadas. 

Fácil de dosificar y usar: Si utilizas margarina para cocinar es muy fácil medir la cantidad que utilizas, ya que puedes tomar de cucharadita en cucharadita, aún recién salida del refrigerador. No corres el riesgo de empinar demasiado una botella y excederte en la cantidad de grasa. Además puedes identificar fácilmente cuándo es el mejor momento para freír tus alimentos (cuando ya está derretida pero no ha cambiado de color), lo que te permite utilizar la cantidad justa. 

Practicidad: No es necesario tener muchos tipos de grasas en tu alacena o refrigerador, puedes utilizar la margarina para la preparación de todos tus platillos. 

Son una manera deliciosa y práctica de reducir el consumo de grasas saturadas y colesterol: Tanto el exceso en el consumo de grasas saturadas y colesterol – presentes principalmente en alimentos de origen animal- pueden incrementar el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Por su origen vegetal, las margarinas son libres de colesterol, aportan grasas buenas y son libres de ácidos grasos trans. Te recomendamos buscar las que están fortificadas con vitaminas A, D y E.


Back to top